Isabel y Alvaro

I+A

La iglesia de Santa Cruz y la Real Escuela Ecuestre de Jerez fueron los dos emblemáticos lugares que Isabel y Alvaro eligieron para celebrar su boda … No pudieron elegir mejor. La boda celebrada en Cádiz acompañada por un tiempo magnífico en octubre del pasado año fue todo un espectáculo. Los novios lo dieron todo, todo, todo. Y sus invitados también, por supuesto.

El vestido de Rafael Dodero lucía impresionante sobre Isabel. Elegancia, belleza, sencillez y naturalidad se daban la mano para definir la manera con que la novia afrontaba el día de su boda. Y así fue. Y allí estuvo Dedosendos para contarlo, esta vez con la colaboración de Carmen Kahlo, a la cual agradecemos su profesionalidad, su implicación y su cariño.

Con ganas de vernos en otra boda como esta!!!

Boda:

Isabel y Alvaro

Lugar:

Iglesia de Santa Cruz.
Real Escuela Ecuestre de Jerez de la Frontera.

Carlos y Lourdes

C+L

Una boda en Octubre, junto al mar.

Ya metidos de lleno en la temporada de bodas, recordamos la boda de Carlos y Lourdes. Una boda familiar celebrada en octubre pero en la que pudimos disfrutar de un día espectacular al lado del mar.

La ceremonia se celebró en Conil, y la posterior fiesta en el Timón de Roche, una ubicación perfecta para una boda en Cádiz en la que nos encanta trabajar.

Lo mejor y también quizás lo más difícil a la hora de organizar una boda, es conseguir que la celebración esté hecha a medida de los novios; que refleje su carácter y su forma de entender la vida. En este caso no hay duda de que Carlos y Lourdes lo consiguieron. Todo encajaba con su personalidad en esta boda, el traje de Lourdes, la sencillez y cercanía de la ceremonia, la familiaridad de la celebración y la fiesta rodeados de amigos y con la playa de Cádiz como telón de fondo. Y así, cuando se consigue un ambiente tan relajado y familiar, nuestro trabajo como fotógrafos de boda también se hace más fácil, más relajado, más agradable.

Boda:

Carlos y Lourdes

Lugar:

Timón de Roche.
Conil, Cádiz.

Nerea y Gonzalo

N+G

Nerea y Gonzalo llegaron al amor por el amor mismo, sin más motivo.

La felicidad es algo que rara vez se nos permite tocar. Sin duda el septiembre pasado asistimos a una de esas contadas ocasiones. Se casaban la hija del Rubio y Bruce Wayne.

Nerea y Gonzalo llegaron al amor por el amor mismo, sin más motivo. Gonzalo vio en los ojos de Nerea al diáfano y luminoso azul del Mediterráneo, mar de los dioses y las formas, terso y transparente, turquesa con manchas de cobalto en los fondeaderos. Con su espuma blanca de nieve y profundidad inexpresable de índigo. Gonzalo escondía para ella el poder de quien gana batallas desobedeciendo las órdenes de su comandante. El poder del héroe.

Y la boda transcurrió como cuando el día transita en una tarde ya anunciada horas atrás pero que parece no caer nunca. Con las luces de la felicidad reflejándose en las copas y en los labios de los allí presentes.

Boda:

Nerea y Gonzalo.

Lugar: